ERTEs y Coronavirus Derecho Laboral - |Blog Jornadalaboral.es| Saltar al contenido
|Blog Jornadalaboral.es|

ERTEs y Coronavirus

Ertes y Coronavirus

Ertes y Coronavirus dos temas que en la actualidad resuenan constantemente. ¿Qué es un ERTE?

Y además, ¿cuáles son tus derechos como trabajador en tiempos de Coronavirus?

Los expedientes de regulación temporal de empleo -ERTEs-, implican principalmente que las empresas tienen la posibilidad de iniciar un procedimiento, siempre que se reúnan determinadas condiciones.

En tal sentido, para implementar un ERTE se requiere que existan causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, o bien, de fuerza mayor.

Causas para implementar un ERTE:

En primer lugar, actualmente, Covid-19 pueden ser considerado una situación de fuerza mayor, debido a la disminución o pérdida de la actividad económica productiva.

Es el real decreto-ley el que brinda un contexto jurídico del Ertes y Coronavirus y define esta situación de fuerza mayor temporal aludida principalmente a causa del Coronavirus, y en este sentido, se distinguen causas directas e indirectas.

En primer término, se hace referencia a las causas directas: Medidas gubernativas de contención adoptadas como consecuencia del Covid -19, incluida la declaración del estado de alarma, e incidencia de la enfermedad en la plantilla, ya sea de manera directa, o por razones de aislamiento preventivo decretados por razones médicas acreditadas.

ERTEs y Coronavirus. Causas Indirectas:

Por su parte, el real decreto-ley hace referencia a las causas indirectas, tales como pérdida de actividad, suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal o bien, falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo normal habitual de la empresa.

Se debe tener presente que la fuerza mayor temporal debe ser un acontecimiento extraño a la decisión de la empresa y es temporal, ya que se entiende que se prolongará por el tiempo que dure el estado de alarma. Si bien, la empresa puede presentar pruebas que acrediten la continuación de la situación de fuerza mayor temporal.

Asimismo, es importante destacar que rige en estos casos el principio de proporcionalidad en los expedientes de regulación de empleo, lo cual implica que únicamente los trabajadores afectados serán los que su jornada laboral es imprescindible reducir o suspender su contrato laboral.

Consecuencias del ERTE:

La principal consecuencia de un ERTEs a causa del coronavirus es que las personas trabajadoras pasan al desempleo durante todo el tiempo que dure la situación de fuerza mayor temporal.

Además, se debe tener presente que no todas las empresas pueden implementar un ERTE, sino, sólo aquellas cuya actividad económica o productiva se ve afectada principalmente por la pandemia ocasionada por el coronavirus y su consecuente estado de alarma.

Por todo lo expuesto, los trabajadores no tienen que realizar trámite alguno, sino que es la misma empresa, la que presentará la documentación correspondiente ante la autoridad laboral, y por su parte, el Servicio Público de Empleo tramitará las prestaciones.

A modo de conclusión, conviene destacar que en los ERTEs motivados por fuerza mayor temporal, la Seguridad Social libera a las empresas del pago de una parte de las cotizaciones. En este sentido, será del 100% para las empresas de menor de 50 trabajadores y del 75% para las empresas con 50 o más trabajadores.